11 dic. 2013

GASTRONÓMADAS CÁCERES

El pasado mes de noviembre tuvo lugar la IX edición de gastronómadas y esta vez fue en Cáceres.

A principios de 2013 fui a mi primer gastronómadas en Madrid y desde entonces he estado viendo otras Gastrokedadas por internet porque nunca coincidía que pudiese ir, pero esta vez nos pudimos apuntar y lo pasamos de lujo.

Un gastronómadas en el que disfrutar de la cultura y, como siempre, de la gastronomía y en este caso con protagonismo de ingredientes de temporada como son las setas y la caza.




Pasamos la mañana del sábado en el restaurante El Corregidor donde Francis Refolio y su equipo, además de prepararnos una comida para todos los gastronómadas, nos deleitaron con un show cooking en el que nos enseñó a cocinar con diversas setas y piezas de caza. 



Francis nos enseñó algunos trucos para limpiar y cocinar las setas y además pudimos degustar los siguientes platos. 
 
Carpaccio de amanitas
 Ensalada de solomillo de jabalí
Boletus y espárragos
Perdices alcántara y al chocolate
Helado de torta del Casar

Después del show cooking, para refrescarnos, que mejor que una cerveza, cerveza artesana hecha en Extremadura, la Sevebrau. Seve nos estuvo contando con que mimo se elaboran sus cervezas. 


Nos sentamos todos a la mesa y comenzamos a degustar el menú que nos habían preparado.

El primer plato, la estupenda patatera solidaria.



La morcilla patatera es un embutido típico en Cáceres.  Se puede untar y está hecho con pimentón, carne de cerdo, patata y ajo. En El Corregidor hacen su versión con mucho menos ajo y la acompañan con una salsita dulce y un poco de AOVE.

Ensalada de solomillo de jabalí.


El solomillo marinado, marcado y escabechado, muy tierno y con un gran sabor. Acompañado de zorongollo, una ensalada de  pimientos rojos asados. Una ensalada exquisita.

Crema de boletus.


¡Deliciosa! Una crema de boletus con boletus frescos y secos para darle aún más potencia de sabor, una textura muy cremosa. Además la acompañaban unas lascas de foie.

Cochinilla con parmentier de calabaza.


Nunca había probado este pescado y después de comerlo si lo veo algún día en una pescadería no dudaré en comprarlo, es buenísimo. Un pescado de carne muy blanca pero de textura y sabor muy parecido al atún.

La parmentier de calabaza, algo dulzona, acompañaba muy bien el pescado y para rematar, amanita cesárea coronando el plato.

Guiso de ciervo y níscalos.


Que lástima me da que la temporada de setas y de caza duren tan poco, porque platos como este se echarán de menos el resto del año. El guiso del ciervo y el de las setas eran distintos, con dos salsas distintas pero ambas con mucho sabor.

El postre, serradura, biscuit de higo y helado de Torta del Casar.

La serradura es una especie de helado de leche y galletas. Todo el postre lo coronaba un poco de helado de torta del casar, con sabor dulce pero muy potente a ese delicioso queso. 

Un postre contundente!

Después de disfrutar de una gran comida nos fuimos a dar una vuelta y visitar Cáceres, de la mano de unos guías muy divertidos, los cuenta trovas del cordel. Descubrimos la historia de la ciudad a través de cuentos y leyendas.


Una estupenda jornada donde reímos, charlamos y disfrutamos de la gastronomía. Muchas gracias a todos los que lo hicieron posible.

Espero que nos veamos en el próximo grastronómadas! :)




1 comentario:

Valdomicer dijo...

Todavía tenemos el regustillo de mi pueblo en el paladar. Hasta la próxima.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...