26 sept. 2013

TORRALBENC

Este verano tuvimos la suerte de poder pasar unos días en Menorca, un paraíso en el Mediterráneo  lleno de impresionantes calas y con una gastronomía muy rica.

Precisamente este año se inauguró el Hotel Torralbenc, un hotel de lujo, muy cuidado, pero con un toque muy tradicional y rodeado por huertos de los que se nutre su restaurante, el cual está asesorado por el chef Paco Morales (@PacoMoralesChef).




El hotel está situado en Alaior, muy cerca de Cala´n Porter, a pocos kilómetros de Mahón.


Tanto el interior como la terraza del restaurante te dan sensación de paz, relajación, te hace sentir muy cómodo mientras disfrutas de los platos.

En la carta platos elaborados con productos de proximidad, productos de granjas y huertos próximos y, por supuesto, el mejor producto de temporada. Un buen sitio para degustar productos menorquines elaborados con un toque creativo y diferente, pero siempre respetando los sabores.

Nosotros nos decidimos por el menú degustación, aperitivo, tres entradas, pescado, carne y postre a un precio de 60€.

Acompañamos el menú con una botella de L'equilibrista, un vino catalán elaborado con Garnacha, muy suave y agradable.   





El aperitivo, un gazpacho con clementina y queso fresco denominación origen Mahón.



Aperitivo fresquito, con sabores suaves y muy agradables.

Empezamos con los entrantes del menú. En primer lugar la tortilla de patata y trufa.


El equipo de Torralbenc nos ofrece su versión de la clásica tortilla de patata. Una patata confitada con natillas de cebolla y un toque de trufa. Texturas muy suaves al paladar y todo el sabor de una buena tortilla de patata.

El siguiente plato, las berenjenas asadas, chipirones y jenjibre.


Este plato fue una gran sorpresa, la berenjena, del propio huerto del hotel, tenía un gran sabor, algo ahumado. Los mini chipirones muy tiernos y la emulsión de jengibre le daba a todo el plato la chispa. Lo que no entendimos muy bien era la piel de arroz, no aportaba sabor, solo algo de textura.

Navajas abiertas en agua de mar, albahaca y miso blanco.


Dos navajas, sobre un bloque de hielo para comerlas bien fresquitas. Las navajas partidas en tres trozos, con albahaca fresca y miso blanco, mucho sabor a mar y un toque especiado buenísimo.

El pescado, una auténtica locura. Cabracho sobre patata chafada al AOVE, suquet y puerro frito.


El pescado de roca es un espectáculo, son pescados con mucho sabor, muy jugosos, pero con muchas espinas. Este lomito de cabracho, muy limpio, estaba delicioso. El suquet oscuro, espeso, con un gran sabor. Un plato exquisito.

La carne. Pierna de cordero con garbanzos y pimentón.


No soy yo muy amiga del cordero, pero este plato me gustó mucho. Un trozo de pierna de cordero, muy tierno, acompañado de una salsa de calabaza, puré de garbanzos y una deliciosa emulsión de pimentón, sabores intensos y muy agradables.

Llega el postre. Sinceramente, una maravilla. Frutos rojos del jardín, leche de coco y galleta.


Las fresas, frambuesas y arándanos estaban riquísimos, cogidos del mismo día del jardín del hotel, con toque dulce y ácido. Para acompañar los frutos una crema de galletas y una sopa de coco. Yo no soy muy golosa y, precisamente por ello, este postre me pareció una maravilla, no muy empalagoso, pero con mucho sabor.

Dani, mi acompañante en esta cena, es alérgico a la fruta, por lo que a él le trajeron otro postre distinto, gula de chocolate 70%.


Mousse de chocolate, sopita de chocolate...muy rico.


Nos ofrecieron un café o una infusión, as infusiones las preparan con hierbas que han cogido ese mismo día del jardín. Tomillo, lavanda, menta, melisa...y la que yo tomé, salvia.




Estupendo lugar para disfrutar de la creatividad del chef Paco Morales y de los productos de Menorca, además, antes de ir a la cena se pueden ver unas estupendas puestas de sol en Cala´n Porter.






No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...