24 nov. 2013

PINTADA CON SALSA DE CASTAÑAS

Seguimos en otoño, aunque cada vez el tiempo es más invernal, los productos de temporada en esta estación son muy especiales, las setas, la caza, productos tan ricos y valorados gastronómicamente. Hoy os dejo una receta con productos de temporada, pero con productos algo más humildes, aunque no por ello menos ricos, las castañas y la batata.

Además usaremos muslos de pintada de Cascajares, esta marca distribuye productos cárnicos precocinados, productos de gran calidad que nos ahorra tiempo en la cocina y nos permite utilizar productos que no siempre encontramos en el mercado.

La pintada es un ave con una carne algo más oscura que el pollo, muy magra pero más jugosa, delicada y elegante que el pollo que es la que más solemos consumir. 

MUSLO DE PINTADA CON SALSA DE CASTAÑA



INGREDIENTES

Lata de muslos de pintada (dos muslos)
300gr castañas
1 cebolla
1 chupito de Brandi
250ml caldo de pollo
1 batata
Aceite de oliva
Sal

Los muslos de pintada en este caso ya están cocinados y conservados en su propia salsa y grasa, sólo habrá que darles un toque de horno para calentar y terminar de dorar.

Abrimos la lata de pintadas y sacamos los muslos y los ponemos en una bandeja de horno con un poquito de sal y pimienta, antes de servir el plato los meteremos unos 10 minutos al horno a unos 200º de temperatura.

La salsa en la que se conserva la pintada es una especie de gelatina que tiene todo el sabor del ave, no la tiréis, usaremos parte de esta gelatina para potenciar el sabor de nuestra salsa.

Salsa de castañas:

Calentar el horno a 200º, hacer un corte en casa una de las castañas y meterlas al horno unos 20 minutos. Una vez asadas las pelamos, quitando bien toda la piel para que no amargue nuestra salsa.

En un cazo ponemos a pochar la cebolla que antes hemos cortado en brunoisse. Cuando esté blandita añadir las castañas y el brandi, cocinar unos minutos y añadir un par de cucharadas de la gelatina de la pintada y el caldo de pollo. Cocinar todo junto a fuego medio durante unos 15 minutos, después triturar todo y salpimentar para dejarlo a vuestro gusto.

La salsa tiene que quedar espesita, así que dejarla reducir una vez que la hayáis triturado hasta que tenga una textura adecuada.Si no os gusta encontraros trozos en la salsa pasarla por un colador, yo no la pasé, me parece buena idea encontrar algún trocito de castaña en la salsa.

Chips de batata

Haremos para acompañar unos chips de batata, así aportaremos una textura crujiente y el sabor algo dulzón le va muy bien al conjunto del plato.

Cortamos la batata el láminas muy finas, si tenéis mandolina ayudaros con ella para que el trabajo sea más fácil. Freír la batata en aceite bien caliente y abundante hasta que estén crujientes. Retirar encima de un papel absorbente y salar.

Emplatar

Una vez tengamos la sala hecha y calentita, los chips preparados y los muslos de pintada calientes y un poco dorados del horno podemos emplatar el plato para servirlo.

Ponemos en el fondo del plato unas cucharadas de la salsa de castañas, encima el muslo de la puntada y unos chips de batata como guarnición.


2 comentarios:

SARITA dijo...

Una suculenta receta con productos de otoño.

lola dijo...

que buena pinta tiene


¡¡besos¡¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...