4 jul. 2013

OREJAS DE COCHINILLO CON SALSA AGRIDULCE-PICANTE

Hace más o menos un mes os hablaba de un evento que organizó Cascajares junto con Nacho Garbayo, de la escuela de cocina Sueños de Cocina. Como veis aquí descubrimos productos muy buenos y aprendimos unas ricas recetas.

Después de una estupenda tarde nos llevamos a casa un lote de productos Cascajares para seguir investigando con ellos. 

Uno de los productos eran unas orejas de cochinillo confitadas, era el producto que más ganas tenía de hacer y de probar. Las comí en el DiverXO (prometo el post pronto ;) )y me encantaron, quería intentar hacer un plato rico con ellas, y salió esta rica tapa.

OREJAS DE COCHINILLO CON SALSA AGRIDULCE-PICANTE



INGREDIENTES:

Orejas de cochinillo confitadas 
Aceite de oliva
Sal

250gr pimiento rojo dulce
50gr chile rojo picante (o mas para los más atrevidos)
1 diente de ajo
100gr azúcar
150ml vinagre de arroz
250ml agua

Además: 
Cebolleta, cebolla o cebollino


Para el agridulce-picante


En realidad vamos a preparar una especie de mermelada o chutney con un toque picante, tanto como cada uno quiera. Os puedo asegurar que la mezcla es estupenda.

Picamos los pimientos, el chile y el ajo en trozos muy pequeños.

En un cazo u olla pequeña vertemos todos los ingredientes y dejamos cocinar al menos 45 minutos a fuego lento, removiendo de vez en cuando. Se reducirá y veréis que empieza a coger textura de mermelada, dejarla reducir todo lo que queráis, según la textura que más os guste.

Dejar enfriar en un tarrito.

Para las orejas

En este caso las orejas ya están confitadas, y Cascajares las conserva en grasa de pato. Hay que calentar la lata abierta y al baño María hasta que la grasa se vuelva líquida y podamos "pescar" las orejas.

Calentar a fuego fuerte una gran cantidad de aceite, para que cubra bien las orejas de cochinillo. Cuando el aceite esté muy caliente meter las orejas y dejar unos minutos.

Sacar del aceite y poner encima de un papel absorbente, en cuanto eliminemos el exceso de aceite poner a un plato limpio, salar y dejar reposar unos 10 minutos antes de consumir, para que se pongan bien crujientes.

Emplatar.

Ponemos una base de salsa agridulce-picante y encima las orejas frititas. Añadir cebolleta, cebolla o cebollino para dar un toque  fresco.

Acompañar con el bote de la salsa cerca por si alguien se anima a añadirle más.


1 comentario:

SARITA dijo...

No soy yo muy amiga de la oreja de cerdo, pero estas miniorejitas tienen una pinta imponente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...