21 mar. 2013

TAMPU

En Evasiones Culinarias nos han entrado ganas de conocer nuevas cocinas, platos internacionales, descubrir nuevos sabores. Por ello hemos comenzado a realizar una lista con restaurantes que queremos conocer. Uno de los primeros en aparecer en esta lista fue el Tampu. Pregunté por un restaurante peruano mientras hacíamos un ceviche y Alfonso, del blog Recetas de rechupete, me dijo que no me perdiese este sitio. Alfonso, muchas gracias por dármelo a conocer, se puede degustar de una cocina estupenda!

El restaurante Tampu está situado en la calle Suero de Quiñones 3, en el barrio de Prosperidad de Madrid. Es un restaurante de cocina peruana, intentan dar a conocer platos típicos de su cocina reinventándolos y adaptándolos un poco a nuestro paladar.


Una cosa muy positiva del Tampu es que no solo realizan elaboraciones de platos muy conocidos de Perú, como puede ser el ceviche o el ají de gallina, sino que cocinan platos típicos de todas las zonas del país por pequeña que estas sean y además los propios clientes peruanos las disfrutan y reconocen.
La entrada no es demasiado vistosa, pero la sala es muy luminosa y cómoda. No es muy grande, por lo que es mejor reservar antes, y es algo ruidosa.


La carta es muy variada, como era la primera vez que íbamos nos decidimos por el menú degustación, que denominan "degustación de cocina clásica". La verdad es que es una muy buena opción para probar algunos platos de esta cocina, si es que no la conocéis. 

El menú comienza con un cóctel muy típico de Perú, el Pisco Sour.


Este cóctel se elabora con Pisco, que es un aguardiente de uvas, además tiene un toque de limón y una espuma de clara de huevo. Con esta bebida acompañamos toda la cena.

El aperitivo que nos sirvieron fue una ensalada de quinoa.


La quinoa acompañada de pimientos rojos, algo dulzones, y un queso fresco. Muy refrescante y muy buena forma de comenzar a abrir boca.

Después llegaron los entrantes. A cada comensal le traen un plato, dividido en tres cuenquitos y en cada uno de ellos una elaboración.

El primero que probamos fue Papa a la huancaína.


Es un plato frío, hecho a base de patatas. Lo mejor del plato es la maravillosa salsa, hecha a base de ají (pimiento) amarillo, además lleva leche (o nata, o queso crema), limón, galletas...

Después comimos la causa limeña


Llevaba una base hecha con patata, encima atún en aceite, huevo y aguacate. De los entrantes me pareció el más soso ya que era el menos sorprendente.

El último entrante fue la jalea de corvina.


Como si de una fritura andaluza se tratase, te sirven los trozos de pescado, con un toque a limón, enharinados y fritos. Está acompañado de cebolla roja y maíz frito.

Los platos principales los sacan, al igual que los entrantes, todos en un mismo plato que tiene forma de tres cuencos. Además lo acompañan con arroz cocido.


El primer plato que degustamos, tal y como nos pidieron, fue el seco de carrillera


Nos dijeron que este plato se debía comer calentito, sino ya no sería igual, asique fue el primero que nos llevamos a la boca.

Un guiso de carrillera con una salsa muy rica y acompañado de un puré judía blanca, no sé de que variedad de judía, pero estaba muy rico y suave.

Después el ají de pollo de corral.


Un guiso de pollo con una salsa espesa de ají amarillo, un poco picantita y deliciosa.

El último plato salado, el picante de quinoa con cerdo al aroma de huacatay.


Que se llame picante no quiere decir que vaya a picar mucho, en este caso tenía un leve sabor picante, es que en Perú se llama así a los guisos.

A mi me gustó muchísimo, los trozos de cerdo muy pequeños, bañados en la salsa y acompañados de la quinoa.

Para terminar, los postres. Suspiro de lúcuma y pie de limón.


El suspiro de lúcuma (en la copa) es una especie de mousse hecha con lúcuma, una fruta típica peruana que, no os sabría explicar a que sabe, pero el postre me gustó mucho, tanto la textura como el sabor.

El pie de limón es un bocado muy rico. Un bizcochito con una crema de limón encima y merengue.

Para finalizar un chupito de Pisco Sour de fruta de la pasión, muy bueno, aunque me quedo con el original.


El Tampu es un sitio muy recomendable, una cocina fresca e innovadora, con sabores muy agradables y cocina bien elaborada. Seguro que repetimos para probar otros platos.

¡Por cierto! Si conocéis algún restaurante de cocina internacional que os haya gustado mucho y recomendáis, por favor, mandadme un email y así mi lista de pendientes irá creciendo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hace tiempo fui a un peruano por Chueca. Lo que me llamó la atención es que por lo visto Perú es el pais con mas platos típicos del mundo; a parte de tener influencias de cocinas tan diferentes como la española y la japonesa. Tengo un peruano pijo pendiente (soy muy mala con los nombres) y lo único que tengo claro es que cenaré con pisco ;-).
Como restaurante internacional, te recomiendo como hindú (si no los conoces) el Tandoori Station o el Sagar (donde estuvo Chicote echando una mano en Pesadilla en la Cocina). Como thailandés tengo debilidad por el Oam Thong, por Paul y la cocina. De los tres, el mas piji es el primero, el segundo para una sobremesa y el tercero para dejarte aconsejar por Paul. (El es chino, pero se ha "trabajado" mucho esta cocina)
Un saludo
@susitravel

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...