8 dic. 2012

CROQUETAS DE COCIDO

Croquetas, de las de verdad, de las que hay que trabajarse la bechamel para que queden por dentro bien cremositas, con las que hay que mancharse las manos para empanarlas "como Dios manda" y que al freírlas queden por fuera bien crujientes.


El día anterior nos hemos currado un cocido madrileño y después de comerlo y quedarte con la barrigota llena, por suerte, siempre sobra algo de caldo, algo de carne...que vamos a aprovechar para hacer estas croquetas.
Ingredientes:


135gr harina de trigo (6 cucharadas soperas colmadas)
1/2l leche entera
1/2l caldo de cocido
Carne de cocido (yo he usado 1 cuarto de pollo, un trozo de jamón, medio chorizo y un poco de morcillo). 
1 cebolla pequeña
6 cucharadas de AOVE

Para empanar:
Harina
2 huevos
Pan rallado

Aceite de oliva suave para freir

En cada casa tenemos nuestra forma de hacer el cocido, os dejo el enlace del Pincho de Cocido del blog para que veáis como lo hacemos en casa. Cualquier forma es válida, siempre y cuando la sopa tenga un buen sabor para que las croquetas queden bien jugosas.

Picamos a cuchillo la carne del cocido en trocitos muy pequeños. Hacemos lo mismo con la cebolla. 

En una olla ponemos a calentar a fuego suave el AOVE y pochamos la cebolla, cuando esté transparente y blandita añadimos la harina y hacemos una roux. Removemos y dejamos cocinar la harina unos minutos.


Añadimos poco a poco la leche y vamos removiendo y dejando cocinar a fuego medio. Cuando hayáis añadido toda la leche verter el caldo, también poco a poco y removiendo continuamente.

Si usáis las cantidades de harina y AOVE que os he indicado no os tendrían que salir grumos de harina, aún así siempre está la posibilidad de ayudarnos con la batidora para quitarlos, pero eso es un truco, lo suyo es currárselo, hacer una buena roux y remover bien. 

Una vez esté hecha la bechamel probarla de sal, igual no hace falta, depende de lo fuerte que esté el caldo. Añadir también un poco de nuez moscada, le dará muy buen sabor.

Añadir toda la carne de cocido picada.


Seguir cocinando y removiendo a fuego medio hasta que tenga una textura cremosa. En unos 20 minutos tendremos el resultado deseado. 

Hay que tener en cuenta que cuando se enfría la masa se vuelve más sólida y será algo más fácil trabajar. La bechamel caliente habrá que dejarla con la misma textura que quieres que se queden las croquetas por dentro cuando las frías.

Dejamos reposar y enfriar la bechamel en un recipiente. Habrá que dejarlo reposar unas horas, para que se enfríe.


Cuando la bechamel esté fría podemos comenzar a hacer las "pelotillas". Es el momento de mancharse las manos y empanar. Con ayuda de dos cucharas soperas le damos forma a un poco de masa, luego la pasamos por harina, huevo batido y pan rallado. La croqueta tiene que estar bien empanada para que el relleno no se salga al freírla.



Calentar una buena cantidad de aceite en una sartén, lo suficiente para cubrir las croquetas. Meter las croquetas en el aceite muy caliente y freir hasta que las croquetas tengan buen color.


1 comentario:

Alfons dijo...

menudas croquetas.. !! .... irresisitibles...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...