22 ago. 2012

LA GASTROCROQUETERIA DE CHEMA

Últimamente había oído hablar mucho, y bien, de la Gastrocroqueteria de Chema, asique tenía muchas ganas de ir a conocerlo, y no me defraudó!!

La Gastrocroqueteria está situada en la calle Segovia 17, en Madrid. El local es pequeñito, nada más entrar, a la izquierda, una pequeña barra y detrás de esta, la cocina, con Chema Soler a los fogones. En la sala, decorada con muy buen gusto, un rollo un poco Vintage, habrá unas 6 o 7 mesas que atiende con una gran sonrisa María.



La carta ofrece, como no podía ser de otra manera, una gran variedad de croquetas, desde las más tradicionales como las de bacalao a croquetas con mezclas originales y sorprendentes como la de sobrasada y chocolate.

Pero no solo se pueden degustar croquetas, la carta ofrece variedad de platos, todos en forma de tapitas o medias raciones, y todos con muy buena pinta y, al menos los que probamos, con muy buen sabor y, estamos seguros, cocinados con mucho cariño porque si no, ¡no estarían así de buenos!

Y, si no sabes que elegir ellos te proponen unos menús en los que Chema va variando las tapitas que saca e incluso te sorprenderán con platos que están fuera de carta. Nosotros, con nuestro ansia de probar de todo, decidimos tirar de carta esta vez :).

Para comenzar sirven un aperitivo, que cambia según lo que se le ocurra a Chema, en nuestro caso fue un Salmorejo con curry rojo y cebollas encurtidas.


El salmorejo con un sabor suave, pero a la vez con toque intensos debido al curri y las cebollas encurtidas le daban un contraste de textura que hacía este aperitivo muy agradable.

Turrón de foie sobre espuma de almendra frita y compota de higos secos


Guau! Este plató será uno de los fijos cuando vaya a la Gastrocroquetería, te comerías una bandeja entera! 

Un bloque de foie micuit con una lámina de bizcocho de turrón. Lo acompañan con panes tostaditos en los que te pones un poco del foie, espuma de almendra y compota de higos y, ¡no querrías parar de comerlo!

Carpaccio de gambas con huevas de maruca



Esta es la primera vez que probábamos el carpaccio de gambas y nos gustó mucho, un suave sabor al marisco. Acompañado de cebolletas y huevas de maruca, con un gran sabor a mar.

Spaguetis de calabacin con tomates cherry y mozzarella



Este es un plato fuera de carta que Chema nos sacó para probar. Estaban muy buenos, sobretodo me gustó la textura de los calabacines, cortados en tiritas muy finas imitando la forma de unos spaguetis. Esta ensalada templada tenía bastante sabor a albahaca y el calabacín estaba acompañado de mozzaretla, tomates cherry y piñones.

Y después de estos platitos tan ricos vamos con las croquetassss. Nos costó mucho elegir, ya que todas tenían muy buena pinta.
 
Croquetas de gorgonzola con cordero y piña



La bechamel con una textura muy suave, con sabor a queso, pero no excesivamente fuerte, te dejaba degustar el resto de sabores de la croqueta. Tenía trocitos pequeños de cordero  e iba acompañado con una mermelada de piña. La mezcla del sabor al quesito de la croqueta con la piña es deliciosa.

Croquetas de sobrasada y chocolate



Nos pareció la mezcla más arriesgada de toda la carta de croquetas, sobrasada y chocolate¿?¿?, bueno, a mi la sobrasada con miel me gusta mucho, asique porque no va a esat buena esta combinación.

La textura es algo más pesada que la de la croqueta anterior, eso sí, con un color rojito de la sobrasada y un puntito de chocolate, se notaba su sabor pero no predominaba.

Nos gustó y nos pareció muy divertida, pero creo que una ración entera de estas croquetas se haría un poco pesada.

Croqueta de cocido sobre hummus con matices picantes y crujiente de zanahoria



No me pude resistir a pedir croquetas de cocido, me encantan, y estas son maravillosas! La textura suave y con mucho sabor a cocido, fantásticas, no puedo decir otra cosa de ellas.

Acompañadas de un crujiente de zanahoria y un hummus que le va genial, claro, un cocido sin garbanzos no es lo mismo!

Lasaña de confit de pato con besamel de naranja



Estaba claro, a Chema se le da bien la bechamel, y no solo en las croquetas, peazo de bechamel con sabor a naranja que se marca en este plato! Esta bechamel acompaña a una lasaña de pasta rellena de carne de pato muy jugosa y tierna.

Y, aunque estábamos llenos, no nos podíamos perder los postres ;)

Croquetas de galleta María sobre crema inglesa y croqueta de oreo con nata



Croquetas de postre, no las había probado nunca dulces, y estas combinaciones nos encantaron.

La croqueta de Oreo iba acompañada de nata y de mini oreos. La bechamel era de un color oscuro, como esta galleta y era de una textura algo densa. 

La croqueta de galleta María a mí personalmente me encantó. Sabor a galleta y a canela. Acompañada de una crema inglesa.

 Animaos a entrar a este local en el que, ya habéis visto, no solo tienen buenas croquetas, os sorprenderán con muchas más cosas.

4 comentarios:

SARITA dijo...

Habrá que probar. Con lo que a mi me gustan las croquetas...¡

Rosita Vargas dijo...

Que interesante bechamel tu plato es una delicia,abrazos y abrazos.

Anónimo dijo...

Local adecuado, pequeño pero bien montado.

Comida correcta, sin alardes pero correcta. Precio algo elevado, no excesivo pero si te quedas con la sensación de haber pagado por encima del valor real del local y de la calidad de la comida.

Ojo con las croquetas. Cuando lees croqueta de pato imaginas una croqueta con la masa del relleno realizada con pato o cuando lees en la carta croqueta con fua o con tomate imaginas una masa de croqueta con sabor a fua o con relleno rojo de tomate. Error, te encontraras una croqueta a la que ponen encima una loncha de jamon de pato, un reguerillo por encima o debajo de crema de fua o una cucharadita de mermelada de tomate. Ojo, porque el tema puede inducir a error.

Notas MUY negativas:

La camarera limpiando las mesas de los clientes que se van marchando con cristasol (WTF!), eso en un local pequeño con todas las mesas pegadas significa que cada pocos minutos te llegaba el pestuzo del puñetero cristasol, estas oliendo tu comida y derrepente la camarera espolvoreando con la pistola del bote de cristasol y tu aguantando la peste de producto quimico de limieza. Muy mal, muy mal, las mesas se limpian durante las comidas con una balleta humeda, no con productos quimicos. Especialmente en un local tan pequeño y cuando tienes gente comiendo a pocos centimetros. A punto de llamarla la atención para que dejara el cristasol y nos dejara comer sin apestarnos.

Otra nota negativa. Al llegar y servirnos la primera cerveza nos puso un pequeño entrante no pedido que entendimos como invitación, el cual finalmente descubrimos con sorpresa fue añadido a la cuenta (3 euros de entrante de bienvenida que no habiamos pedido).

Entre el cristasol y la tapa de bienvenida añadida a la cuenta es obvio que no vamos a volver.

Anónimo dijo...

Menudo timo lo de cobrar el aperitivo!!!! Eso es para no dejar propina ( ya se la han adelantado ellos solitos por la cara) y para no volver..

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...