19 jul. 2012

BUTIFARRA EN TEMPURA CON CREMA DE PATATA Y QUESO

Para hacer esta receta he aprovechado los consejos que recibí de Nacho Garbayo en su taller Sueños de Cocina sobre cómo hacer una buena tempura (ya os contaré en otro post la experiencia en este estupendo taller de cocina). 

En este pinchito una mezcla de texturas, la textura suave y cremosa que le daremos a la crema de patata y queso y una textura crujiente que le daremos a la butifarra de Perol.

 Esta butifarra ha sido uno de los descubrimientos culinarios que he hecho este año, la descubrí en nuestro viaje a Barcelona y me encanta su sabor y textura. Se elabora con  carne de cerdo, de la cabeza, paletilla… y se le añade pimienta negra, que le da un rico sabor.





Ingredientes:

1 Butifarra del Perol
Harina de tempura
Agua muy fría
Harina de trigo
Aceite de girasol

 2 patatas medianas (unos 250gr)
100ml nata líquida para cocinar
50cl agua de cocción de la patata
75gr queso de rulo de cabra
Aceite de oliva virgen extra
Sal





Crema de patata:

Lavamos bien las patatas y las cocemos enteras en agua hirviendo y que las cubra bien. En unos 30 minutos estarán listas.

Las pelamos y cortamos en trozos, las metemos en un cazo junto con la nata y el queso. Podéis usar cualquier queso que se funda bien, pero mejor uno que tenga bastante sabor, como este rulo de cabra o un queso azul… no solo aportará textura a la crema sino un sabor intenso. Si usáis rulo quitarle la corteza exterior para que se funda bien todo.

Calentamos todo junto hasta que se funda el queso y luego batimos. Una vez batido podemos incorporar el agua de cocción de la patata poco a poco hasta dejar una textura de crema y no de puré espeso.  Salar, podéis incorporar nuez moscada, si os gusta mucho la pimienta negra echarle un poco, pero la butifarra ya tiene un fuerte sabor a esta pimienta.

Colar la crema para que se quede mucho más fina y reservar hasta que la vayamos a consumir. Se tomará calentita.

Tempura de butifarra:

La tempura no es más que un rebozado muy crujiente.
Primero tendremos que hacer la masa de la tempura, en la que luego bañaremos la butifarra, para ello en un cuenco mezclamos harina de tempura y agua muy fría, sería mucho mejor usar agua con gas, pero yo no tenía y también me salió rico y crujiente.
Vamos añadiendo agua a la harina hasta que tengamos una masa no muy fina, con una textura como de natillas, así conseguiremos que se adhiera bien a la butifarra. Cuidado con los grumos, mover bien, bien, para que no quede ninguno.
Si no vamos a usar esta masa inmediatamente guardarla en la nevera, la necesitamos bien fría.

Cortamos la butifarra en trozos de unos 3cm de alto y enharinar con harina de trigo, esto se hace para que se adhiera mejor la masa de la tempura. Ahora se meten los trozos de butifarra en la tempura y se empapan bien.

Hay que freír la butifarra, Nacho nos dijo que mejor freir la tempura en aceite de girasol, asique yo le he hecho caso! 

El aceite no tiene que estar ni muy frio ni muy caliente, para saber si la temperatura es la ideal echar al aceite caliente una gotita de la masa, si esta gotita cae al fondo de la sartén o el cazo y sube a la superficie es que es el momento de freír. (si no le da tiempo ni a bajar al fondo es que está muy caliente).

Fríe los trozos durante unos segundos, no hace falta que el color sea muy tostado para que quede bien crujiente.

Emplatamos:
En un plato hondo, ponemos un poco de crema de patata y queso. En medio unos trocitos de butifarra crujiente. Un poquito de sal en escama encima de la butifarra y unos germinados, listo!

6 comentarios:

Javier San José dijo...

Como te pille David Monaguillo haciendo frituras con aceite de girasol, te excomulga. Yo, que no soy tan creyente, también lo utilizo. Esta igual la hago, pero igual sin el queso. La botifarra del Perol (se escribe botifarra, pero la pronuncian 'butifarra' porque al norte cierran las o en u, aunque ya la he visto escrita así en demasiados sitios) no es excesivamente fuerte de sabor (de hecho se come con "mongetes", es decir, alubias, sólo con aceite y sal) y con un queso azul igual la mata un poco... No sé, tengo que probar. De aspecto te ha quedado estupenda y cuadrar una tempura en pedazos así de grandes no es fácil. Ya nos dirás más trucos del curso de tempuras.

Besos.

Evasiones Culinarias dijo...

Jajaja, si, ya he leido alguna vez decir al Monaguillo lo del aceite de girasol, pero en esta ocasión le hice caso a Nacho Garbayo que además la probé y estaba genial.
Es verdad que esta botifarra ;) no tiene un sabor muy fuerte, pero a nosotros con esta crema nos encantó, además junto con la patata no es tan fuerte el sabor del queso.
El curso fue de arroces, muy ricos además.
Muchas gracias y ya me dirás si lo pruebas.

Isabel - Las Delicias de Isabel dijo...

Hola Eva! desde luego que jamas se me habria ocurrido hacer en tempura la botifarra (aunque a mi me suena mejor butifarra). El plato te ha quedado de 10, de sabor no lo se pero la presentacion es perfecta. Un beso guapa :)

Evasiones Culinarias dijo...

Estaba bien bueno!!!
Muchas gracias Isabel!! un besillo

SARITA dijo...

La butifarra del Perol está muy buena, incluso como la hago yo, vuelta y vuelta en la sartén.
Así en tempura y con la cremita tiene que ser una delicia.
Una receta original, con excelente presentación y rica rica.

Evasiones Culinarias dijo...

Muchas gracias!!!
La verdad es que está buenísima sola a la brasa también.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...