20 dic. 2011

POLLO AL CURRI


La receta de pollo al curri todos sabréis más o menos en qué consiste. Es una receta en la que el pollo se cocina dentro de una salsa que habremos hecho con leche de coco o nata (la leche de coco le da un sabor mucho más agradable), curri y otros ingredientes. De esta forma conseguimos que la salsa coja los sabores del pollo y el pollo de la salsa…

En este caso he hecho una tapita basándome en esta receta, con los mismos ingredientes pero diferentes texturas.

POLLO CRUJIENTE CON SALSA DE CURRI.


Ingredientes:

1 buena pechuga de pollo.
½ cebolla si esta es grande o 1 si es pequeña.
½ manzana, mejor Granny Smith por su toque ácido.
400ml leche de coco
4 cucharaditas de curri
Pimienta blanca molida
150gr harina
Medio vaso de vino de leche
Agua
Aceite
Sal
1 carga de N2O para sifón
Sifón de ½ l


Primero haremos la salsa.

Picamos la cebolla y la manzana, no hace falta que sea en trozos muy pequeños porque tendremos que batir después la salsa.

Pochamos la cebolla, con un poquito de aceite y fuego suave. Cuando esté blandita añadimos la manzana y cocinamos 2 o 3 minutos más. A continuación añadimos la leche de coco y subimos el fuego un poco.

Introducimos en la salsa, el curri, pimienta blanca y sal. Dejamos cocinar y que espese unos 10 minutos. Pasado este tiempo batimos y vertemos en el sifón previamente colado. Cerramos bien el sifón, le ponemos la carga y agitamos.

Reservamos al baño maría para que se mantenga caliente.

Para hacer el pollo crujiente:

Cortamos la pechuga, en mi caso la he cortado en dados pero también se puede cortar en tiras, como queráis.

Salamos y las metemos en un bowl en el que previamente hemos mezclado la harina con la leche y agua hasta hacer una masa con una textura como de natilla.

En una sartén echamos una buena cantidad de aceite, para freír el pollo, y lo calentamos bien. En este aceite freímos el pollo que hemos pasado por la mezcla de harina. Se tiene que quedar doradito.

 
Servimos:

Ponemos el pollo crujiente acompañado de un cuenco con un poco de la espuma de salsa de curri. La salsa se queda con una textura que cubre bien el pollo cuando lo mojas y es muy agradable al tacto en boca.

10 dic. 2011

MERCADO DE SAN MIGUEL




Vamos a hablar de, seguramente, el mercado más turístico de Madrid, el mercado de San Miguel. Situado en la plaza de San Miguel, al lado de la plaza mayor, cerca de Sol, de la Ópera… y que además estoy segura de que aparece en todas las guías de viajes de Madrid, por lo que siempre está lleno.



Podéis ver la página del mercado pinchando aquí. En ella veréis las novedades, las tiendas y vídeos realizados en él.

El concepto de este mercado es el mismo que el del mercado de San Antón.

Carnicería
Tienen puestos estupendos donde comprar pescado, marisco y carne frescos.


Ostras frescas
Charcutería
 
 


Además la frutería es espectacular, con mucha variedad de productos. 








También ofrecen pasta fresca artesana, legumbres, frutos secos…

Legumbres


Pero la mayoría de la gente que va al mercado son turistas, no compran productos frescos para llevarlos a casa y cocinarlos. Por ello han cambiado el concepto y ofrecen algunos de sus productos ya cocinados o preparados para que se puedan degustar en las mesas preparadas en el mercado para hacerlo.


En la quesería podemos degustar tablas de queso, en la pescadería pescadito frito, en la carnicería mini hamburguesas. Además de canapés de bacalao, salmón, ostras, encurtidos, caviar, jamón ibérico…














Además de estos puestos hay una “bodega” con una gran barra en la que degustar vinos y cavas. 

Cuenta con dos bares que tienen distintos pinchos y en los que puedes tomar algún cockteil.


Y para finalizar y tomar algo dulce tenemos dos pastelerías en la que degustar helados, tartas, bombones e incluso un chocolate con churros.



7 dic. 2011

ARROZ CON SETAS Y CONEJO




INGREDIENTES (para 2 personas)

½ conejo
Media cebolla
1 tomate
½ pimiento verde
1 diente de ajo
30gr Setas deshidratadas
200gr arroz bomba
Azafrán
Media cucharita de pimentón dulce
3 cucharadas de aceite

Para el caldo:

Cabeza y huesos del conejo
1 pimiento
2 puerros
2 zanahorias
Una hoja de laurel
1 cebolla grande
2 l y medio de agua


Lo primero que haremos será preparar el conejo. Lo tenemos que cortar en trozos pequeños (o le decimos al carnicero que nos ayude a hacerlo :) ).

Los trozos de las patas y las costillas las dejamos tal cual para ponérselos enteros al arroz pero el resto de trozos los deshuesamos y cortamos la carne el trozos pequeños. Reservamos los huesos para el caldo.

Para hacer el caldo:

En una olla metemos a calentar el agua junto con todas las verduras limpias y los huesos de conejo. Hervir durante una hora, añadiendo un poco de sal.

Para hacer el arroz:

Ponemos las setas deshidratadas en un cuenco con agua templada durante media hora para hidratarlas. Este agua la aprovecharemos para cocer el arroz.

Picamos en trozos muy pequeños el diente de ajo, la media cebolla y el pimiento verde.

En una paellera o una sartén ancha (lo ideal es que la capa de arroz que consigamos sea delgada, de 1cm o menos), ponemos el aceite y doramos las patas y las costillas del conejo. Una vez dorados los retiramos y reservamos.

En el mismo aceite en el que hemos cocinado el conejo metemos el diente de ajo picado, cuando esté dorado añadimos la cebolla y el pimiento. Pochamos a fuego suave. Cuando estén blanditos añadimos el pimentón, movemos rápidamente y añadimos el tomate picado, previamente pelado (para pelarlo escaldarlo un minuto antes, os será más fácil). Dejar en el fuego unos minutos.

Cuando esté hecho el sofrito subimos el fuego y añadimos los trozos sin hueso de conejo, lo hacemos durante uno o dos minutos e incorporamos las setas ya hidratadas, removemos todo junto un minuto e introducimos el arroz para dorarlo. Incorcoramos unas hebras de azafrán y añadimos los trozos de patas y costillas de conejo.

Tenemos que añadir 1’25l de caldo. Queremos conseguir un arroz melosito, ni totalmente seco ni caldoso. Colamos el caldo y le incorporamos el de hidratar las setas. Incorporamos a la paellera. Dejamos hervir y bajamos el fuego. En unos 17 minutos tendremos el arroz listo.

Dejar reposar con un trapo encima 5 minutos y listo para servir y comer!

2 dic. 2011

OTOÑO

Día 2 de diciembre!! Por los pelos no llego!! :) Y es que quiero que esta receta sea mi segunda aportación al 2º concurso Mi blog de Pintxos.  Y hoy es el ultimo día en el que se puede presentar recetas!

La cosa es que el miércoles por la tarde fui al centro a comprar unas setitas para hacer la receta que tenía pensada cuando saliese de trabajar el jueves. Pero ayer me quede sin luz en la cocinaaa!!! No se veía nada asique no pude hacerlo. Pero bueno, llegue a tiempo!

Los patrocinadores del concurso, por orden alfabético son:

En este caso quería hacer un pintxo con algo tan típico en el otoño, y tan esperado, como las setas. A pesar de que este año no hay muchas, en el mercado vi de varios tipos y me decidí por unas senderuelas. Además de setas en otoño empezamos a encontrar castañas en los mercados y las castañeras comienzan a asarlas en los puestos de las calles. Asique aqui va mi pequeño homenaje al otoño.
 

Ingredientes:

1 patata grandecilla
1 bloc de foie micuit
50gr senderuelas
6 castañas
30gr de pistachos
Berros
Aceite de oliva virgen extra
Aceite con aroma de trufa blanca
Sal
Azúcar
Pimienta blanca
Curry

Pelamos los pistachos, y los metemos en una picadora. Picamos bien, dejando una especie de polvo de pistacho.

Calentamos el horno a 200º y metemos la patata y las castañas. A estas últimas hacerlas un corte antes de meterlas al horno.

Mientras se asan podemos ir preparando las setas. En un cazo ponemos aceite de oliva y calentamos a fuego mínimo. En este aceite metemos las senderuelas. Tiene que haber el suficiente aceite para tapar la mayor parte de la seta.

Dejamos cocinar a fuego mínimo durante 15 minutos. Retiramos y reservamos en el aceite. Antes de servir le damos un calentón, las sacamos del aceite retirando el exceso con un papel de cocina y salamos.

Pasados 20 minutos tendremos las castañas asadas. Las sacamos y dejamos enfriar un poco. Cuando se puedan tocar sin quemarnos, las pelamos y las metemos en una picadora.

Picamos, no haciendo un polvo de castaña, sino dejando trocitos algo más grandes.

A los 30 o 35 minutos de meterla en el horno tendremos la patata asada. Esta patata la podemos hacer en el microondas o cocida, pero asada en el horno tiene un sabor especial.

Pelarla y machacarla con un tenedor, añadir aceite de oliva virgen extra y sal para hacer un puré de patata a vuestro gusto. Añadir también un chorrete de aceite de trufa blanca.

Freír en aceite bien caliente unas hojas de berro durante 1 minuto, más o menos. Cuando estén fritas las sacamos y espolvoreamos con curry y pimienta blanca.

Montar el plato:

Poner una cama de puré de patatas. Con ayuda de una cuchara cogemos trocitos de foie micuit y los vamos poniendo encima del puré, añadimos una pizca de azúcar encima del micuit y con un soplete lo calentamos un poco.

Espolvoreamos los trocitos de castaña asada y el polvo de pistacho. Ponemos unas hojas de berros fritas y unas setas “pinchadas” sobre la cama de patata.

Tenemos nuestro “paisaje de otoño” listo para comer! 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...