28 jul. 2011

CHULETAS DE CORDERO CON MIEL Y COSTRA DE PISTACHOS

Ahora en verano está genial hacer una barbacoa al aire libre, aprovechando el buen tiempo, y la estrella son las chuletas de cordero.

Para los que aún no hemos ido de barbacoa este verano va esta receta! Unas chuletas de cordero con un toque de miel y soja y una costra de pistacho, acompañadas de couscous. No se hacen al calor de las brasas pero si estáis en buena compañía seguro que las disfrutáis igual o más.


Ingredientes:

1 costillar de cordero lechal
4 cucharadas de miel
5 cucharadas de soja
1 paquete de pistachos

Para el couscous

250gr de couscous
250ml agua
1 puerro
Un puñado bueno de pasas
Piñones
Media cucharadita de cilantro molido
Media cucharadita de comino


Para hacer el costillar:

Mientras se calienta el horno a 200º podemos ir preparando las chuletas. Lo que nos interesa es la parte del costillar donde están las “chuletas de palo”, las más bonitas y sabrosas vaya.

Retiramos parte de la grasa que está pegada al palo para dejar unos centímetros de hueso al descubierto. Salpimentamos las costillas y las doramos en una sartén con un poco de aceite.

En un cuenco mezclamos bien la soja con la miel.

Los pistachos, si no vienen pelados, habrá que pelarlos y picarlos con una picadora.

Cuando estén doradas las chuletas las pintamos con la mezcla de soja y miel. Las “empanamos” con los pistachos solo por la parte donde tienen la carne (como en las fotos), con cuidado de cubrir bien toda la superficie.

Introducir al horno unos 15 o 20 minutos a 200º. De esta forma la capa de pistachos quedará crujiente y las chuletas quedarán jugosas. Si os gustan más hechas o las chuletas son más grandes (las mías eran muy pequeñitas) tenerlas dentro del horno 5 minutos más, pero tener cuidado de que no se quemen los pistachos.

A la hora de servir cortar en bloques de tres o cuatro chuletas.



Mientras las chuletas están en el horno podemos ir haciendo el couscous:

En una cazuela introducir un poco de aceite y pochar el puerro bien picadito. Cuando esté transparente añadir las pasas y los piñones, cocinar todo junto unos minutos y a continuación añadir el agua, un poco de sal y las especias.

Cuando el agua rompa a hervir introducir el couscous y remover fuera del fuego unos minutos.

Lo tenemos todo listo para emplatar y comer!


2 comentarios:

SARITA dijo...

Me parece muy apetitoso. El "vestidito" crujiente con los pistachos tiene que estar de rechupete.
¡Ah¡, por cierto, yo soy también de las que aún no han ido de barbacoa veraniega. ¡Que le vamos a hacer¡

Nuria dijo...

Lo de la barbacoa, me parece, habrá que dejarlo para quien tenga chalé, por lo menos, porque ya ni en el campo es posible... Nos consolaremos (bien de ello) con esta deliciosa alternativa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...