4 abr. 2011

PATATAS AL CABRALES A MI MANERA

Hoy le tocaba ser la protagonista a la patata; si, ese alimento que lo hagas como lo hagas siempre gusta, siempre queda bien acompañando a cualquier plato, siempre tenemos en casa…

Un día probé las patatas confitadas y me parecieron buenísimas, asique así es como las he cocinado hoy y, por no acompañarlas con salsa brava o alioli, os he querido enseñar una salsa que queda muy rica. La tapita es:

PATATAS CONFITADAS CON CABRALES Y SIDRA


Ingredientes:

Patatas
Queso cabrales
Sidra natural (nada de “el gaitero”)
Aceite de oliva
Sal


Lavamos y pelamos las patatas. Las tenemos que cortar en cubos todos más o menos de la misma altura (los míos tienen unos 3cm de alto y 2,5cm de ancho, pero como veis en la foto no me han salido todos iguales…bueno, de ahí la gracia de lo casero, ¿no?). Cuando tengáis los cubos, con un sacabolas y con cuidadito se hace un hueco en lo que será la parte que mire hacia arriba; para, posteriormente, incorporar la salsa.

Hay que hacer muchos recortes a las patatas para que queden como las de la foto, igual pensáis, “que desperdicio!” ¿Por qué? Se pueden cocer y hacer un puré para acompañar con la comida.

En un cazo o una cazuela de barro no muy grande (bueno, depende de cuantas patatitas hagáis) se pone aceite para cubrir POR COMPLETO los cubos de patata. Calentar el aceite e incorporar inmediatamente las patatas; las vamos a cocinar lentamente. En cuanto veáis que el aceite empieza a soltar alguna burbuja esa es la temperatura que hay que mantener, yo las cocino con el fuego al mínimo. Las patatas no se deben dorar, ahora las estamos confitando.

Si los cubos son más o menos del tamaño de los míos se tardarán en confitar de 45 a 50 minutos. Yo lo que hago es clavar un palillo en una de las patatas para saber cómo va, tienen que estar bien blanditas por dentro.

Cuando alcancen la textura deseada se quitan del fuego y se mantienen en el aceite mientras preparamos la salsa. Hoy he elegido mezclar un buen queso cabrales con sidra. Dejar el queso fuera de la nevera para que no esté tan duro y lo manejemos mejor, no lo calentéis para que se deshaga, esta salsa es fría. Aplastar el queso e ir mezclando con la sidra hasta que se quede una pasta más o menos líquida según os guste de textura y de sabor.

Ahora hay que freír las patatas con el aceite bien caliente para que se queden crujientes por fuera y blanditas por dentro.

Las patatas una vez fritas y sin la salsa tendrían que quedar así:


 
La foto es un poco mala, pero quería que os hicieseis a la idea de cómo tenéis que dejar el hueco para la salsa.

Se salan las patatas y se coloca la salsa de queso en el hueco.


6 comentarios:

Nuria dijo...

Uhmmmmmm.... Y yo en ayunas. ¡Qué crueldad!

ana dijo...

ay que ricooo!!!, nos vamos superando eva....

Reikar dijo...

Mucho mejor cabrales que alioli, ¡dónde va a parar! Debe estar riquísimo.

StHilari dijo...

unos cubos espectacules y deliciosos...... y la salsa: innovadora,.... muy acertada tomo nota
Un abrazo

Elena P dijo...

Que ricos con lo que me gusta el queso!

Javier San José dijo...

Muy chulas. Y muy ricas. Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...